Turismo

Turismo Departamento CAPITAL

Catamarca turismo en el departamento Capital
Catamarca tuismo en la capital

Ubicación: Región Centro de la provincia

Cabecera Departamental: San Fernando del Valle de Catamarca Su fundación data del 5 de julio de 1683, por Fernando Mendoza de Mate de Luna.

Superficie: 684 Km2

Población: ……. hab.

Altitud: 550 m.s.n.m.

Tipo de Clima:
Arido de Sierras y Bolsones

Rutas de Acceso: Nacionales N° 38, y Provincial N° 33

En quechua el vocablo Catamarca significa “fortaleza de la falda”. Esta hermosa capital conserva atractivos edificios: el más llamativo es la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle, que alberga una de las imágenes religiosas más veneradas del país. Sus museos, templos y plazas merecen ser descubiertos, tanto como sus afamadas artesanías.
San Fernando del Valle de Catamarca

Capital provincial, ubicada en el valle de Catamarca, junto al Río del Valle y al pie de la sierra de Ambato. En la margen este del río la acompaña un conjunto de poblados agrícolas de antiguo orígen, provenientes de pueblos de indios y de mercedes españolas, que conforman hoy un entorno suburbano activo y pintoresco.

Su historia es singular, porque a diferencia de otras capitales provinciales del noroeste argentino, fundadas por las más antiguas corrientes colonizadoras en la segunda mitad del siglo XVI, esta ciudad fue fundada un siglo después, por pedido de una población rural estable y próspera radicada junto al río del Valle, y muy devota de la Virgen del Valle, a quién se veneraba en una ermita del lugar.

El proceso para fundar la ciudad fue largo, porque estas tierras pertenecian a la jurisdicción de San Miguel de Tucumán, y hubo que desmembrarlas. Recién al finalizar las guerras Calchaquíes (1667), se decidió la fundación, para lo cual fue necesario crear antes la provincia de Catamarca (Real Cédula del 16 de agosto de 1679).

El 5 de julio de 1683, el Gobernador de Tucumán, Fernando Mate de Luna, fundó San Fernando del Valle de Catamarca al oeste del río, donde estaban las tierras menos inundables. El poblamiento efectivo comenzó diez años más tarde, acompañado por el traslado de la Virgen del Valle a su nuevo santuario en la ciudad.

 

Qué conocer en una visita?

Ciudad agradable, cuenta con importante arquitectura del siglo XIX, digna de recorrerse.

  • Plaza 25 de Mayo: una de las mejores del país.
  • Catedral Basílica y Santuario de Nuestra Señora del Valle: En su camarín atesora la imágen venerada de la Virgen del Valle y es por ello importantísimo centro de peregrinación del pais.
  • Obispado Viejo, Poder Judicial y Casa de Gobierno: forman con la Catedral un notable conjunto arquitectónico que reúne las importantes instituciones catamarqueñas.
  • Casa del Gobernador Julio Herrera: perteneció al destacado jurista catamarqueño autor de la reforma del Código Penal Argentino.
  • Iglesia y Convento de San Francisco: su imponente fachada de bello trazado barroco tardío recuerda iglesias del sur de Italia. En el atrio se ubica una estatua de Fray Mamerto Esquiú “el orador de la Constitución”. Su corazón se conserva intacto en una urna de vidrio en el templo.
  • Museo Arqueológico “Adán Quiroga”: Pertenece al Complejo Cultural Esquiú. Interesantísima y muy completa colección de objetos aborígenes reunidos por el Padre Fray Salvador Narváez.
  • Archivo y Museo Histórico de la Provincia: Señorial casona, bello exponente de arquitectura con influencia italiana. Cuenta con una sala dedicada a los gobernadores catamarqueños.
  • Museo de Bellas Artes “Laureano Brizuela”: La colección de pinturas comprende unas 150 obras, entre cuyos autores se encuentran Quinquela Martín, Guillermo Butler, Emilio Caraffa, Francisco Vidal, Carlos Alonso y Laureano Brizuela.
  • Paseo General Navarro y Museo Folklórico “Juan Alfonso Carrizo”: plaza arbolada, inaugurada en 1859, llamada también La Alameda. En el subsuelo funciona el Museo que tiene una colección de objetos que muestran la vida popular catamarqueña.
  • Fábrica Artesanal de Alfombras: Excelente y tradicional muestra permanente de obras, con oficina de ventas y talleres. Es interesantísimo ver el proceso de tejido en telares manuales, donde hábiles artesanas tejen diseños siguiendo velozmente pequeños modelos a escala.