Economía

Ley Desarrollo Económico 22021 y 22702

LEY DE DESARROLLO ECONOMICO Nº 22.021 Y 22.702
Fuente: Sitio Oficial del Gobierno de la Provincia de Catamarca
www.catamarca.gov.ar

La superficie ocupada en toda la Provincia para actividades agro ganaderas promocionadas es de 341.263 hectáreas, en tanto que la inversión proyectada supera los 1.000 millones de pesos.

De dicho monto, lo efectivamente ejecutado al día de la fecha alcanza los 380 millones de pesos.

En cuanto a los proyectos turísticos, la inversión comprometida es de 26 millones, de los cuales ya hay una inversión real acumulada de 3 millones.

Composición de la inversión agropecuaria

ACTIVIDAD
SUPERFICIE (Ha.)
Algodón
8.215
Citrus
2.935
Cultivos Anuales
18.551
Forestal y Vivero
5.534
Frutales de Carozo
130
Ganadero
271.246
Jojoba
3.680
Miel
2
Nogal
2.016
Olivo
26.355
Vid
839
Pistacho
1.045
Tunas e Higos
395
Semillas Híbridas
420
TOTAL
341.263
Por las diferentes características de suelo y climáticas de los departamentos de nuestra provincia, las actividades se distribuyen de la siguiente manera:

ACTIVIDAD UBICACION
Olivo Valle Central* – Pomán
Jojoba Valle Central*
Algodón Valle Central*
Citrus Valle Central*
Cultivos Anuales Santa Rosa – La Paz
Ganadero La Paz
Nogal Belén – Ambato
Vid Tinogasta – Santa María
(*) Valle Central: Territorio comprendido por los departamentos Capayán, Valle Viejo, Fray Mamerto Esquiú, Paclín y Capital.

Es importante destacar que la política de asignación de beneficios promocionales aplicados por el Gobierno provincial, ha tratado de abarcar en la medida de lo posible, la mayor cantidad de departamentos a fin de impulsar un desarrollo territorial armónico. Asimismo, por iniciativa del Ministerio de Producción se conformó en el año 2000, el Foro Consultivo Permanente, integrado por la Cámara de Empresas Promovidas, la Unión Industrial, la Federación Económica, la Universidad Nacional de Catamarca y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria. Dicho Foro tiene por objetivo implementar un mecanismo de consulta dinámico y continuo de las políticas productivas.

Impacto en Empleo

Estos proyectos productivos dan trabajo actualmente a 1.100 personas bajo contratación laboral permanente y en forma transitoria a otras 850.

Estos empleos considerados son directos, sin computar aún aquellos que se crean por la actividad de empresas contratistas encargadas de construir la infraestructura inicial de cada proyecto como galpones, depósitos, casas, caminos, desmontes, emparejamientos, estudios, perforaciones y otros.

A ello debe agregarse la mano de obra indirecta generada por el desarrollo de los servicios de apoyo a las actividades productivas, tales como maquinarias agrícolas, bancos, concesionarias de automóviles, estudios profesionales, etc.

Integración vertical y horizontal del sector

A nivel empresarial, se manifiesta una importante integración horizontal, a través de figuras como la de Cámaras y/o Grupos de trabajo dirigidos al intercambio de información técnica y resolución de problemas legales , técnicos y administrativos. La integración vertical de este sector se verifica hacia atrás y adelante de la Cadena Agroalimentaria. Muchas de la Empresas productoras se encuentran integradas verticalmente hacia atrás de la Cadena, fundamentalmente en la actividad viverística. Sin embargo hacia adelante, se avizora como muy importante la integración vertical con el Sector Industrial, por la disponibilidad para el abastecimiento de la materia prima (fundamentalmente olivo, rubro aceite).

La industria olivícola

La gran superficie implantada, la especial concentración en la maduración de la fruta que se da en la provincia y los requerimientos tecnológicos de los procesos para obtener aceites de primera calidad, constituyen los factores determinantes de un proceso de integración vertical con la industria. En 1999, dos de las fábricas que iniciaron sus actividades pertenecen a Empresas Agroindustriales.

Nuevos desafíos para el sector tradicional

El fenómeno descripto no es privativo del Sistema de Producción Empresarial, sino que impacta en el Sistema de Producción Tradicional, que a través de los programas de intervención del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria y el Proyecto Macroregional Olivo XXI, se integraron en forma grupal a la Agroindustria mediante dos plantas industrializadoras, instaladas en los Departamentos de Andalgalá y Tinogasta.