| Arte y Cultura | Historia | Geografía | Economía | Turismo | Arqueología | Artesanías | Fiestas Populares | Religión | Publicaciones |

Inicio > Geografía > Regiones > Región Centro

Región Centro

Por: Dr. Herminio Elio Navarro


Entre las sierras de Alto-Ancasti y Ambato-Manchao encontra­mos un grupo de sierras un poco más al Norte del paralelo de 28° de latitud Sur. De Este a Oeste se levanta La Sierra Graciana que es la continuación de la Cumbre de Balcozna (la que a su vez es la continuación de la cumbre de La Silleta de Las Higueras).

La Sierra Graciana está separada de la Sierra de El Alto por el Valle del Río Paclín. Sigue en orden la Sierra de Fariñango (de Este a Oeste), separada de la Sierra de Balcozna por el Río del Valle y la Sierra de El Tala-El Rodeo, éstas últimas formadas por una división del bloque de la Sierra de Humaya.


El importante y elevado valle de El Rodeo-Las Juntas se interpone separando las mencionadas Sierras de El Tala-El Rodeo, de las Sierras de Ambato-Manchao.


La primera (Tala) y la última (Manchao) llegan prácticamente a la latitud de la ciudad de Cata­marca, y la de Fariñango un poco más al Norte de la misma. Aproximadamente a 30 kilómetros al occidente (Oeste) del extremo sur de la Sierra de Ancasti, se elevan una serie de loma­das bajas, que por su composición y origen están estrechamente relacionadas con aquella Sierra (Ancasti).

Una de ellas, muy conocida, es la Sierra Brava, que se extiende de norte a sur con una longitud de aproximadamente 30 kilómetros

Cuencas Hidrográficas
Departamentos
AMBATO
CAPAYÁN
CAPITAL
PACLÍN
FRAY M. ESQUIÚ
VALLE VIEJO

Cuenca del Río del Valle

El valle de Catamarca, enmarcado por las sierras del Alto-Ancasti al Este y por el Cordón del Ambato-Manchao al Oeste, abierto hacia el Sur, enfrentados con los llanos de La Rioja en dirección a las Salinas Grandes, tiene como colector principal y general al Río del Valle.

 

Insertas en este gran valle encontramos serranías alargadas con rumbo predominante Norte-Sur que confor­man pequeños vallecitos en los cuales existen cursos de agua que convergen en el río principal (Río del Valle).

El Río del Valle nace en el Norte del Ambato. Al río del mismo nombre (Ambato), vuelcan sus aguas otros, entre los cuales podemos mencionar: al Huañomil, Las Burras, Las Trancas, Las Salvias, Las Juntas, como los de mayor importancia. El cauce del Río del Valle toma rumbo Sur hasta la localidad de Pomancillo. Sus aguas se embalsan en el Dique Las Pirquitas y desde ahí se distribuyen por una inmensa red de canales.


A partir de allí y hacia el sur el agua reaparece en algunos tramos de su curso por afloramiento de napas subterráneas hasta recibir, por su margen derecha, el aporte del arroyo Fariñango, que nace de la confluencia del Choya y el San Lorenzo (arroyos de caudales temporarios) y por la misma margen le entrega sus aguas (temporariamente) el arroyo La Florida, que es el que alimenta al dique El Jumeal. Al Sur de la Ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca recibe al río El Tala y al Ongolí (siempre por la margen derecha).

Por la margen opuesta le entrega sus aguas el río Paclín que sigue aproximadamente la dirección de la Sierra de Ancasti. Los cordones con dirección Norte-Sur interpuestos entre la Sierra de Ancasti por el Este y la de Ambato-Manchao por el Oeste originan valles secundarios como el de Singuil, en los que encontramos una serie de oasis tales como Casa de Piedra, Sínguil, El Bolsón, Los Varelas y La Aguada. Estos poblados están localizados en un marco topográfico general en el que los terrenos presentan poco declive y permiten la existencia de redes de canales.
 


Hay un paisaje en el que la ocupación espacial es más contínua, con una red de canales derivados del río del Valle, más precisamente en la zona de influencia del dique Las Pirquitas.

El oasis de mayor importancia, cuyo núcleo es la ciudad de San Fernando del Valle (departamento Capital), organiza en su entorno las localidades de Pomancillo, Collagasta, La Carrera, San José, San Antonio, La Falda, San Isidro, Sumalao, Banda de Varela, Villa Dolores, Choya, Ojo de Agua, Villa Cubas y El Potrerillo.

Toda la zona de Las Chacras (Valle Central-Región Centro), en épocas pasadas era la proveedora de hortalizas, carne, leche, huevos, de la ciudad. Sin embargo, con el correr de los años, se produjo una excesiva subdivisión de la tierra (por herencia principalmente) y en la actualidad cumple la función de área residencial o dormitorio.

Aunque existen algunas explotacio­nes agrícolas, tambos y la Cooperativa de Tamberos, no se puede considerar a ésta como una zona agrícola y mucho menos ganadera porque predo­minan ampliamente los empleados de la administración pública, y le siguen los de la industria y del comercio (actividades del sector secundario y terciario) los que en su mayoría se trasladan diariamente a la ciudad capital a trabajar, fenómeno que se denomina migraciones pendulares.

Los pocos que se dedican al mismo tiempo a la agricultura o a la ganadería (sector primario) lo hacen para complementar ingresos o como medio de subsistencia, pero no para satisfacer el mercado (ni siquiera local).

A lo largo del valle del río Paclín tenemos una serie de oasis tales como: Balcozna, San Antonio, La Merced, Monte Potre­ro, Amadores, Palo Labrado, La Bajada, El Portezuelo, Santa Cruz y Huaycama.

A partir de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, hacia el Sur, existen oasis que dependen del agua para riego del dique Las Pirquitas, como es el caso de la Colonia Nueva Coneta, pero también proveen de agua a estos asentamientos poblacionales los afluentes de caudal intermitente que descien­den de la ladera oriental de la Sierra de Ambato. Mencionaremos algunos de los oasis de norte a sur: Los Angeles, Coneta, Mira­flores, Concepción, Huillapima, San Pablo, La Toma, Trampasacha y Chumbicha. En estas localidades predomina el cultivo de hortalizas, vid, olivos, nogales, cereales, citrus, tabaco y algodón.

En los últimos años se han instalado algunas explotaciones que cuentan con sistemas de riego de avanzada, con perforaciones propias, y que producen variedades de uva y espárragos que se exportan al extranjero. Estas explotaciones están localizadas en el departamento Capayán (Región Centro).

En cuanto a la Colonia Nueva Coneta, la misma tiene acceso por la ruta nacional número 38, está ubicada en el departamento Capayán a 11 kilómetros de la Ciudad de San Fernando del Valle y como lo adelantáramos utiliza para riego agua del dique Las Pirquitas cuya capacidad de embalse es de 75 hectómetros cúbicos aproximadamente (de los cuales más del 20 por ciento está ocupado por sedimentos). La conducción del agua se realiza a través de un canal revestido de 35 kilómetros de largo; en forma paralela al mismo se encuentran perforaciones destinadas a reforzar su caudal, (algunas están fuera de servi­cio). Esta colonia posee una superficie explotable de 3.611 hectáreas de las cuales se aprovecha a pleno aproximadamente el 30 por ciento. Los principales cultivos son: Hortalizas: pimiento, berenjena, alcaucil, cebolla, zanahoria, lechuga, tomate, ajo y espinaca. Industriales: tabaco. Forrajeras: Cebada, avena, alfalfa y sorgo. Frutales: vid, mandarina, duraznero, sandía y melón.

También en el Valle Central, departamento Capayán sobre ruta número 38, a 25 kilómetros de la Ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca está la Colonia del Valle, que utiliza como fuente de agua para riego la misma que la Colonia Nueva Coneta, cuenta una superficie explotable total de 3.965 hectáreas de las cuales aprovecha aproximadamente un 15 por ciento.

Minería

En la Región Centro prevalece la producción de rocas de aplicación (cantos rodados, arena, arcilla, piedras lajas y mica).

Esta región comprende los yacimientos de la falda oriental de la Sierra de Ambato y las Sierras de Humaya, Fariñango y Gracián (se han relevado más de 80 yacimientos de mica).

www.catamarcaguia.com.ar
Copyright © 2002 CATAMARCA GUIA
Todos los Derechos Reservados