| Arte y Cultura | Historia | Geografía | Economía | Turismo | Arqueología | Artesanías | Fiestas Populares | Religión | Publicaciones |

Inicio > Geografía > Climas

Climas

Por: Dr. Herminio Elio Navarro


Según el diccionario geográfico el clima es: "El conjunto de condiciones atmosféricas que caracterizan una región". "La acción combinada de los agentes determinantes y modificadores que establecen el estado medio de la atmósfera en un lugar determinado de la superficie terrestre".

Para determinar el clima se hacen mediciones de los estados del tiempo en las que se contemplan las precipitaciones, evapora ción, temperaturas, vientos, heliofanía, presión, humedad, etcé tera. Los datos obtenidos se promedian y se asientan en planillas de registros diarios, mensuales y anuales.

Se necesitan largos períodos de observación para lograr con mayor certeza hacer la caracterización climática de un determina do lugar, en otras palabras, para lograr su identidad climática.

Lo correcto es trabajar con períodos de más o menos cincuenta años, aunque hay regiones en las que existen áreas de las que no se tienen registros. No debemos olvidar que dentro de una región, que responde a un tipo de clima de cualquier clasificación existente, encontra mos microclimas formados por variaciones en el tipo de relieve (llanos, bolsones, cordones montañosos, etcétera), distancia al mar o latitud.

Basándonos en la clasificación de Dauss y de García Gache, que contempla cuatro categorías climáticas (Climas Cálidos, Climas Templados, Climas áridos y Climas Fríos), la provincia de Catamarca presenta tipos correspondientes a las categorías

  • CLIMAS ARIDOS del tipo Tropical Serrano
  • CLIMAS ARIDOS del Andino Puneño
  • Arido de Sierras y Bolsones
Tropical Serrano

El clima Tropical Serrano se origina por la presencia de cordones montañosos orientados de Norte a Sur (sentido de los meridianos) que al interceptar los vientos cargados de humedad provenientes del Océano Atlántico, producen condensación y preci pitaciones pluviales favoreciendo la aparición de microclimas diferentes, pero que poseen rasgos fundamentales que los encua dran dentro de la misma categoría.

Este tipo abarca el Este de la provincia hasta el Cerro Ancasti sosteniendo una vegetación abundante y de flora diversificada (gran variedad de especies) denominada Selva Tucumano-Oranense. Esta, en la provincia de Catamarca, representa una zona en forma de cuña que penetra por el Aconquija a la latitud de Andalgalá y llega hasta las cumbres de Balcozna (28°30' de Latitud Sur), Guayamba y El Alto; este denso manto vegetal cubre las laderas orientales.En las occidentales, que son abruptas (mayor pendiente), la vegetación presenta una cobertura de mucha menor densidad debido a que recibe menor humedad por el efecto barrera que produce el cordón montañoso, reteniendo casi la totalidad de la humedad portada por los vien tos, que por condensación, la descargan en forma de precipitacio nes en las laderas orientales.

Las precipitaciones benefician una franja que acompaña el cordón montañoso por el oriente en casi toda su extensión (Región Este). Las localidades de Aconquija y el Alamito ubicadas en el Este del departamento Andalgalá, sudeste de Santa María, juntamente con el sector correspondiente del Cordón del Aconquija, reciben las mayores precipitaciones de la provincia (más de 900 milímetros) generalmente. La resultante de este tipo climático es: Veranos no excesivamente calurosos e inviernos suaves.

El límite climático de las nieves en los Nevados del Aconquija se encuentra en los 5.200 metros sobre el nivel del mar aproximadamente (Según Rohmeder), esto significa que por debajo de esa altura no hay nieve, es por eso que en época estival sólo algunos de los llamados "nevados" permanecen con sus cumbres nevadas.

Los vientos predominantes provienen de los cuadrantes Noroeste y Este y con menor frecuencia del Sureste, generalmente sus velocidades oscilan entre los 20 y 23 kilómetros por hora.

En el Sur, Este y Sureste de la Región Este, las temperaturas absolutas en verano son muy elevadas; existe muy poca diferencia con las del Valle Central (Región Centro) en donde se han registrado mediciones de hasta 48 °C en verano y mínimas absolutas de 5 °C, bajo Cero. Pero las máximas medias anuales oscilan en 28 °C y las mínimas medias en 14 °C.

En la provincia de Catamarca se producen grandes amplitudes térmicas diurnas que se aproximan a los 16 °C, de media anual.

 

Arido de Sierras y Bolsones

La provincia de Catamarca está en su totalidad dentro de la diagonal árida Argentina. A partir del límite climático correspondiente al tipo Tropical Serrano (Región Este), hacia el Oeste, por las características fitogeográficas, zoogeográficas, volúmenes de precipitaciones, temperaturas, estamos en presencia de una variante de la categoría de climas áridos denominado Arido de Sierras y Bolsones.

Constituye una amplia región que limita al Este por el cordón de Alto Ancasti, Sierra de Balcozna y por el Oeste el Cordón de Narváez, Troya, Piedra Parada, Palca, y el Cordón de San Buenaventura (borde de La Puna), Sierra de Culampajá, Laguna Blanca y Hombre Muerto.

Es un tipo de clima en el que las características topográfi cas del terreno inciden en gran medida en su definición. La presencia de sierras da lugar a la formación de microcli mas por su orientación y diferencia de altura, lo que acondiciona el marco topográfico para la existencia de oasis que se localizan en los conoides de deyección en la falda occidental de los va lles. Estos utilizan el agua proveniente de cursos de agua tempo rarios, para riego y consumo familiar.

Los ríos, descienden de las serranías en este tipo de clima, y erosionan intensamente las laderas, depositando el material que transportan en los fondos de los valles o bolsones, en los que encontramos cuencas cerradas de ambientes desérticos, pero también aparecen microclimas con rasgos acentuados de aridez en los faldeos de las sierras que no reciben aporte pluvial.

El centro de las depresiones o cuencas, generalmente en estos ambientes, está ocupado por salares o barreales rodeados de médanos.

Como ejemplo de salar tenemos el de Pipanaco, llamado tam bién Bolsón de Pipanaco. En él convergen infinidad de cursos de agua en épocas de crecidas, provenientes de Andalgalá, Pomán (ladera occidental del Ambato), y Belén.

Otro ejemplo es el Bolsón Fiambalá, Tinogasta, Campo del Arenal o de Los Pozuelos, etcétera. En el Bolsón de Fiambalá la existencia de vegetación achapa rrada muerta y médanos muestran dos de los aspectos típicos del paisaje, resultante del tipo climático, y que son denominador común del centro de los bolsones. En el caso específico del bolsón de Fiambalá, la altura de la sierra homónima, de aproximadamente 3.000 metros sobre el nivel del mar, resulta insuficiente para excitar lluvias impor tantes por condensación de las corrientes de aire del Este, que además han perdido casi toda su humedad al trasponer el Aconquija, El Ancasti, El Alto y El Ambato.En general las precipitacio nes decrecen de Este a Oeste.

El tipo de clima árido de Sierras y Bolsones abarca el Sudeste del departamento Santa Rosa, centro-Este del Alto, centro-Este-Sur del departamento La Paz, La Región Centro y la Región Oeste.

Cabe aclarar que nos referimos a los rasgos funda mentales de este tipo de clima y teniendo siempre presente que en el contexto general regional existen microclimas que también responden básicamente al tipo mencionado.

Aunque las montañas rompen la continuidad del desierto fundamentalmente cuando por su altura interceptan los vientos provenientes del Este y Noroeste, la condensación que se produce en las laderas enfrentadas a las corrientes de aire húmedo produ ce nubosidad abundante, pero en los fondos de los valles es de pequeña magnitud.

El problema se agudiza porque, a los escasos volúmenes de precipitaciones, se suman la mala distribución estacional de las mínimas y altas temperaturas reinantes.

El balance hídrico es deficitario. Este resulta de medir con un aparato llamado evaporímetro la evaporación diaria durante un año (es un recipiente con agua que se controla con una escala para saber la cantidad de milímetros que se evaporan) y con un pluviómetro la cantidad de agua de lluvia en el mismo período, por ejemplo:

si tenemos
Evaporación = 1.200 milímetros
Lluvia = 350 milímetros
Déficit hídrico 850 milímetros

El déficit es teóricamente la cantidad de agua que sería necesaria que llueva para establecer un equilibrio entre la evaporación y las precipitaciones en este caso.

Además, la distribución anual de las precipitaciones no es la adecuada, generalmente llueve en unos cuantos días la canti dad, en milímetros, que figura como precipitación anual, en forma de copiosas tormentas, que no benefician a los cultivos o que no coinciden con los ciclos biológicos de los vegetales.

En síntesis, tenemos un clima con Veranos Cálidos y Secos e inviernos Templados (suaves).

Clima Andino Puneño

Comprende a la Región de la Puna y a los Andes Aridos desde la provincia de Catamarca hasta Mendoza (Región de Cuyo).

En Catamarca abarca una región que limita por el Este con la correspondiente al tipo de climas árido de sierras y bolsones. Abarca una faja de los Andes Aridos y la Puna Catamarqueña coincidente con el límite departamental de Antofagasta de La Sierra y una pequeña parte del Noroeste del departamento Belén.

Presenta un paisaje con rasgos de acentuada aridez, muy inhóspi to. Las precipitaciones son muy escasas, no superan los 200 milímetros anuales y las temperaturas tanto en verano como en invierno, sufren grandes amplitudes (amplitudes térmicas). Verano 28 °C Invierno 8 °C

Las amplitudes térmicas diarias producen dilatación y contracción en las rocas por calentamiento y enfriamiento, el fenómeno, que se denomina termoclastismo produce resquebrajamiento y disgregación es por eso que en los paisajes áridos encontramos suelos cubiertos por rocas angulosas (clastos) de diversa granulometría (tamaño del grano) y medanales constituidos por pequeñas partículas de roca que han sido transportadas por el viento (acción eólica) y acumuladas tomando diversas formas, como por ejemplo las dunas, los barjanes.

Los vientos que se desarrollan en la Región de la Puna alcanzan velocidades que oscilan entre los 55 y 77 kilómetros por hora y la presión atmosférica media es de aproximadamente 654 mm (presión baja ya que la normal es de 760 mm ó 1.013 milibares).

Las características climáticas, precedentemente mencionadas justifican en gran medida el vacío ecuménico de la mayor parte de la región, (la baja densidad poblacional existente) y la imposibilidad del desarrollo de actividades agropecuarias de importancia.

En resumen: En este tipo de clima se producen heladas todo el año y tenemos frío seco de altura. Inviernos fríos.

 
www.catamarcaguia.com.ar
Copyright © 2002 CATAMARCA GUIA
Todos los Derechos Reservados